El Sanatorio desde 1979 cuenta con un servicio médico de excelencia en zona sur. Somos un sanatorio polivalente de servicios médicos de alta complejidad. 

Contamos con todos los estudios preventivos que las mujeres necesitan para llevar una vida saludable, en cada etapa de la misma.

  • Consultas obstétricas / Controles pre-parto
  • Ecografías / Monitores
  • Curso pre-parto
  • Internación en habitaciones completamente equipadas
  • Atención del recién nacido en Nursery
  • Controles para la detección de errores congénitos en el recién nacido
  • Servicio de Neonatología (Alta complejidad)

La mujer joven (de los 20 a los 36 años)

En esta etapa los controles incluyen:

  • Historia clínica y recopilación de antecedentes de enfermedades en los familiares más cercanos.
  • Resumen de antecedentes de enfermedades de la niñez y juventud.
  • Registro de edad de la primera menstruación y regularidad de los ciclos.
  • Registro de embarazos (llevados a término e interrumpidos).
  • Examen médico general y de laboratorio (medición de glóbulos blancos, rojos, función de riñón e hígado, colesterol y glucemia).
  • Medición de peso y altura.
  • Control de presión arterial.
  • Electrocardiograma.
  • Examen mamario y ginecológico con papanicolau y coloposcopía.
  • Actualización y administración de vacunas necesarias.
  • Como exámenes menos regulares, se indican una radiografía de tórax, exámenes de piel y lunares, y un ecocardiograma.

La mujer adulta (de los 36 a los 65 años)

En esta etapa fase de la vida, comenzamos a sufrir importantes cambios hormonales, pasando de la edad fértil a la menopausia, que suele suceder entre los 40 y 5o años. Ahora, los controles clínicos y de laboratorio citados en la etapa anterior deberán ser los siguientes:

  • Una prueba de esfuerzo ergométrica para el sistema cardiovascular. Como mínimo cada 2 años.
  • Un ecodoppler carotideo, cada 4 años en la premenopausia y cada 2 en la posmenopausia.
  • Una radiografía de tórax, cada dos años para las no fumadoras, anual para las fumadoras junto con una tomografía.
  • Control gastrointestinal con gastroscopías y colonoscopías, cada 5 años.
  • También se recomienda una ecografía abdominal para evaluar órganos como hígado, pancreas, riñones, útero y ovarios.

La mujer en la tercera edad (de los 65 en adelante)

Esta debe ser una época más de la vida, donde el cuidado de la salud juega un rol preponderante pero sin dramatizaciones. Y como en general la actividad laboral no es tan intensa se hace posible tener más horas para disfrutar y dedicarlas al cuidado de una misma.

Lo ideal es hacerse controles cada 6 meses, y los mismos deben ser mucho más detallados y personalizados de acuerdo a las necesidades de cada una. La detección de trastornos cardiovasculares y oncológicos (tumores) es crucial. Tanto el control cardiovascular y de órganos abdominales es similar al de la etapa anterior, sin embargo, al haber muchas más posibilidades de tener diagnósticos desfavorables, la revisión incluirá estudios más complejos como cámara Gamma, tomografías, resonancias magnéticas, biopsias, etc.

Se debe estudiar el metabolismo del calcio y detectar precozmente la osteopenia y la osteoporosis.